Cuaderno de campo de las montañas del oso

Os damos la bienvenida a este blog que nace con la ilusión de mostraros la belleza y riqueza natural de este rincón de la Cordillera Cantábrica occidental, concretamente en el Parque Natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Somos naturalistas y desde hace 20 años nos dedicamos al turismo específico de naturaleza, su estudio y conservación, dando a conocer a cuantos nos visitan, la biodiversidad de estas montañas que han sido declaradas Parque Natural, Reserva de la Biosfera y ZEPA.

_MG_0125

Te animamos a conocer con nosotros esta tierra de osos, lobos y urogallos, con Natur en las 4 estaciones, cualquier día del año, en los fantásticos, tranquilos y desconocidos territorios de la Cordillera Cantábrica occidental, el parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias y entorno del bosque de Muniellos.

Hacemos turismo conservando la naturaleza, fomentando la educación ambiental y colaboramos activamente con organizaciones asturianas ambientales como el FAPAS y el GECA.

_MG_0124

Contacta con nosotros en; naturactivo@gmail.com 

NATUR -Naturaleza y Turismo-

Anuncios

Otoño, tiempo de engordar

Pasado el tiempo de los arándanos, cuando los colores dorados comienzan a teñir los bosques, los osos se internan en los bosques y también en el entorno de los pueblos de montaña para comer avellanas y comenzar una alimentación rica en calorías.

Siguen comiendo también manzanas, nisos y otros frutos carnosos que aún encuentran en estas zonas humanizadas de montaña, pero la llegada del frío les hace recurrir especialmente a las bellotas, hayucos y castañas. De este modo, el oso engordará considerablemente para mejor afrontar los próximos meses invernales.

A pesar del frío y la nieve en las cumbres de la Cordillera Cantábrica occidental, los fondos de valle, libres de grandes nevadas, mantienen bellotas y castañas comestibles entre la hojarasca húmeda, que van a ser aprovechadas por osos que no hibernan, mientras que algunas de sus compañeras están pariendo en lo más crudo del invierno.

Natur, enero 2015

Osos en celo

El  mes de mayo es la época del celo de nuestros osos pardos de la Cordillera Cantábrica. Los grandes machos buscan a las hembras que, acompañadas muchas de ellas por sus oseznos de segundo año, tendrán que decidir dejarlos para estar con los machos. Otras osas que van solas son también seguidas por los machos, que, a veces, pelean entre ellas por el favor de las hembras…

Natur, mayo 2014

Osos sociales

Con frecuencia se ha considerado al oso como un animal solitario, sin embargo, estamos comprobando en los últimos años, en el parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, que a nuestros osos les gusta más la vida en sociedad de lo que estaba escrito en los libros.

Osas con crías del mismo año o del año anterior y osos jóvenes pastan hierba en primavera cerca unos de otros, tolerándose sin ningún problema. Y lo hemos recogido con nuestras cámaras para documentarlo.

Natur, abril 2014

Finalizando la invernada

En el inicio de la primavera, aún se dejan sentir las inclemencias del tiempo en las montañas y bosques umbríos de la Cordillera Cantábrica occidental y sus estribaciones. Los osos han estado todo el invierno alimentándose de hayucos y castañas entre la húmeda hojarasca del bosque, ya que este año falló la producción de bellotas en los robledales. Ahora, en los inicios de la primavera, pastan hierba y revuelven las piedras en busca de insectos e invertebrados, a la espera de la época de celo.

Osos en la carretera

A más de uno se le ha cruzado un oso o lo ha llevado unos metros en la carretera delante del vehículo. La presencia del oso en zonas humanizadas, cerca de los pueblos o por las carreteras no es ya algo extraño y puede ser más frecuente de lo que pensamos. Hemos podido obtener estas imágenes para llamar la atención sobre la importancia de tener prudencia al conducir por las carreteras de los parques naturales de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias o el de Somiedo.

 Natur, Noviembre 2013

Invierno, tiempo de cambios

oso

Oso en un bosque del parque natural de Fuentes del Narcea, Enero 2014.  En Enero comienzan muchos cambios en la vida de los dos grandes carnívoros de la Cordillera Cantábrica occidental.  Las osas preñadas habrán parido ya en los primeros 15 días de enero, probablemente, en una tranquila pero no necesariamente lejana osera. El resto de los plantígrados, con la escasa cantidad de nieve caída en la Cordillera en lo que llevamos de invierno, aún permanecen buscando frutos secos en los bosques, principalmente hayucos, ya que este otoño ha fallado la bellota. También se afanan en la búsqueda de castañas entre la hojarasca de los castañares cercanos a los pueblos y en los fondos de valle.

 

 

Excremento de oso de castañas

Excremento de oso de castañas

Entre tanto, los lobos comienzan a entrar en celo en las altas sierras del parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias y en las estribaciones de la Cordillera Cantábrica occidental.

Loba con pelaje invernal y mojado por la lluvia

Loba con pelaje invernal y mojado por la lluvia

A finales de enero no es raro poder escuchar los aullidos lastimeros de los lobos en las cumbres, por las altas sierras boscosas. Algunos ejemplares aislados se acercan al territorio de las manadas que, más o menos estables, resisten el envite de los venenos y del control cinegético tan fuerte en Asturias en los útimos tiempos.

Lobo rastreando el suelo del bosque invernal. Enero 2014.

Lobo rastreando el suelo del bosque invernal. Enero 2014.

Los lobos se buscan, marcan el territorio y en ocasiones aúllan por las noches. El celo se prolongará durante el mes de febrero, mientras el macho y hembra dominantes se cortejan y el resto de las mermadas manadas les siguen.

Entre tanto, los bosques desnudos esperan la llegada de la primavera.

NATUR, Enero 2014